MummyDucky

Tu carrito Mummy Ducky

No hay productos en el carrito.

0

Baby Led Weaning o BLW. Todo lo que necesitas saber.

Posiblemente, desde que estabas embarazada, ya leías sobre todo lo relativo a los bebés, sus cuidados y su alimentación, y topaste con algo nuevo para ti: el BLW o Baby Led Weaning.

El tiempo pasa muy rápido y, sin que te des cuenta, ese bebé pequeñito y frágil con el que llegaste a casa, ya cumple los requisitos para comenzar con esto que llamamos “alimentación complementaria” o AC, por sus siglas. Recuerdas aquello que leíste, recuerdas al bebé de esa influencer comer trozos de alimentos con sus manos, y te dices a ti misma: “¡¡yo también quiero hacerlo así!!”. Te plantas en la cocina, muy dispuesta a preparar su primer plato y…

«¿¡Ay madre, ahora qué!? ¿Por dónde empiezo? ¿Qué le hago y cómo se lo hago? ¿Le gustará?” Y un sin fin de dudas más… ¿Identificada?

¡Comencemos por el principio! ¿Está tu hijo preparado?

Antes de sacar el delantal y ponernos a cocinar como locas, veamos qué es el Baby Led Weaning y en qué consiste, porque, lejos de lo que pueda opinar la vecina del quinto (sin ánimos de ofenderla, que seguro que es muy maja), el BLW no es ninguna moda y tampoco es “lo de los trozos”.

No me enrollo más…

El BLW es un método de alimentación en el que cambiamos los roles “de toda la vida” y el bebé pasa a tener un papel principal y activo en su propia alimentación, escogiendo qué comer y cuánto comer. Basta con poner a su alcance alimentos saludables y variados y dejar que se los lleve a la boca cuando así lo desee y coma la cantidad que le apetezca; por eso se dice que es un sistema de alimentación autorregulado por el bebé.

Sencillo, ¿verdad? Entonces, ¿por qué le damos tantas vueltas a algo que debería ser natural? Porque durante mucho tiempo nos han enseñado que los bebés adoptan un rol pasivo en su alimentación, en el que solo tienen que abrir la boca y esperar “al avioncito”, “al tren” o a saber si esta es “por mamá” o “por papá”.

“Vale nada de avioncitos… Pero, ¿qué le cocino? ¿Cómo se lo doy? ¿Cuándo?.. Ains, sigo teniendo muchas dudas”.

Tranquila, te lo explicaré todo paso a paso, empezando por qué vamos a cocinar.

Una de las ventajas que tiene este sistema es que no tendrás que preparar ninguna receta especial para tu bebé; simplemente tendrás que adaptar su plato para que la presentación de cada alimento sea la adecuada.

De esta manera, podrás incluirlo en tus menús (siempre que se trate de comida saludable, la nutrición de tu peque es muy importante) y así ahorrarás tiempo y dinero en vuestro día a día.

Al contrario de lo que pueda parecer, con el BLW no necesitarás cubiertos especiales ni hacerte con varios juegos de vajilla súper “chic” que tan de moda están. Puedes ofrecer los cubiertos que uséis los adultos normalmente o, en su defecto, las cucharas y tenedores de postre. En cuanto a los platos, conviene comenzar ofreciendo los alimentos directamente sobre la bandeja de la trona, para evitar sobreestimular al bebé con tantas cosas y colores. Si deseas usar plato, procura que sea de plástico (recuerda que debe ser libre de BPA) o de cualquier material que no se pueda romper porque a tu hijx le encantará jugar a tirarlo contra el suelo. ¡Es muy divertido verlo caer y el sonido que hace mola mucho! (Nótese la ironía).

Son pequeños y necesitan descubrir el mundo, ¡cada día una aventura!

Otra gran duda de la alimentación complementaria es saber cuándo sentaremos a nuestro pequeño a comer. ¿A qué hora del día y cuántas veces?

No debemos olvidar que, hasta el año de vida, la base de la alimentación del bebé es la leche (materna o artificial). Por este motivo la alimentación es “complementaria”; porque “complementa” la nutrición del niñx.

Los primeros días (o semanas) bastará con que le des de comer una vez al día y, preferiblemente, por la mañana o al medio día (si le diera una reacción alérgica, hay menos posibilidades de que le ocurra durante la noche y os pille dormidos). También es importante que el bebé no tenga sueño, para que esté receptivx y tenga interés en los alimentos.

¡Recuerda: hasta el año de edad, primero leche y después comida!

¿Te ha gustado esta entrada?

No olvides compartirla!

WhatsApp
Facebook
Twitter

6 respuestas

  1. Y si tú hijo no quiere comer ??? Está perdiendo esa alimentación ??? Es decir pasa algo si no quiere comer por blw? Estaría perdiendo los nutrientes y eso q Eda comida le da no? GrCias

    1. Hola Paula, durante el primer año el alimento principal es la leche, por lo que por eso se le llama alimentación complementaria. Por lo que es algo progresivo no tienen que comer de todo el primer mes, ni el segundo de BlW y recuerda confiamos en la autorregulación de nuestro pequeño. Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *